Las tartas de Paula en Cream Bakery





Este mes de Noviembre estuve unos días en Madrid por trabajo, y tuve la inmensa suerte de poder visitar a Paula en su Cream Bakery en un par de ocasiones, no con toda la calma que hubiese querido, pero espero que pueda volver en breve a disfrutar de esas deliciosas tartas que prepara con tanto cariño. Mmmm Qué ricas!!!





La Cream Bakery es una delicada y primorosa pastelería en la Castellana en la que Paula sirve té y cupcakes mientras prepara los encargos de tartas fondant y cupcakes para cumpleaños, fiestas y bodas.




Las cupcakes son en realidad magdalenas de distintos sabores y colores cubiertas de ganaches de diferentes sabores y colores. La gracia de estos pastelillos es la combinación que hagamos entre el bizcocho y su cobertura, y para no deconstruirlos más os pondré un par de ejemplos de algunas de sus especialidades: bizcocho de chocolate con ganache de oreo y minioreo, o bizcocho de color rojo con frambuesas con ganache de queso Philadelphia; son sólo dos pequeñas muestras de la desbordante imaginación y el gusto goloso para combinar los sabores. Son un regalo espectacular y hace unos paquetes preciosos.
Pero lo màs espectacular que hace Paula son las tartas de fondant.
Yo la conocí precisamente por eso: estábamos en un cumpleaños de un amigo común y, de pronto, apareció una tarta impresionante que dejó a todo el mundo boquiabierto. Os dejo una foto deesta tarta con su rica pandereta para que os hagáis una idea, aunque también me gustaría comentar que no es lo mismo ver estas maravillas en internet que encontrárselas de frente, en una fiesta campestre y descubrir que es TOTALMENTE comestible.


Estas tartas cubiertas de fondant son,básicamente, un bizcocho denso relleno (tipo charlotte) de ganache y recubierto de fondant, una mezcla de azúcar glass con una textura elástica y modelable que convierte una tarta en una obra de arte, parece mentira que sea totalmente comestible. Así explicado parece relativamente sencillo, pero os aseguro que no tiene nada de sencillo, sino que el proceso está lleno de pequeños detalles clave que mantienen el conjunto estable, rico y bonito, y se nota que Paula tiene muy interiorizados estos procesos que ha ido aprendiendo a base de experimentar una y otra vez con mucha imaginación, paciencia y perseverancia.

El resultado: os dejo más fotos de sus tartas de cumpleaños y de sus magníficas tartas de boda, de sus piruletas de tarta, de sus catering...

Ahora que he visto a Paula en su salsa estoy absolutamente enamorada de su impecable, delicada y deliciosa manera de trabajar, de su elegantísima Bakery, reluciente y preciosa, y de su carácter tan dulce y solícito. Da gusto pasar con ella un rato y verla trabajar en sus tartas, así que, si la tenéis cerca, no dejéis de visitarla en Paseo de la Castellana 68, interior, detrás del Rodilla, o en http://www.creambakery.net/, y también en Facebook www.facebook.com/creambakerymadrid

Entradas populares