Lenguas de gato

Me encanta hacer lenguas de gato, y sé que dicen que se conservan muy bien guardándolas en una lata, pero no nos ha dado tiempo a comprobarlo, como casi siempre.

Ni que decir tiene que las hechas en casa están mucho más ricas que las compradas, y,como todas mis recetas, son muy fáciles de hacer.

También se puede susrituir el vino dulce por otros licores, como el de frambuesa o el de manzana, y son deliciosas si las hacemos con Néctar de Pedro Ximénez.

Crujientitas y fresquitas, son una especie de espuma aromática petrificada, una deliciosa galleta para comer sola o acompañada.

INGREDIENTES

4 claras de huevo (sin batir)
125 gr mantequilla
125 gr harina
125 gr azúcar
1 chorrito de vino dulce

PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 150 grados.

En un bol se mezcla la mantequilla blanda con el vino y el azúcar, y se le van añadiendo las claras una a una.

Se remueve bien con una cuchara de madera durante unos 10 minutos y se añade la harina cucharada a cucharada.

Para hacerlas en thermomix, programamos 10 minutos, 37 grados velocidad 1, y añadimos todo en el mismo orden.

Sobre papel de horno y con una cuchara se va vertiendo la mezcla bien separada entre sí y se hornea unos
10 minutos con cuidado de que no se queme.

Dejamos enfriar sobre una superficie plana.

Entradas populares