Pan de molde casero

Me encanta hacer el pan en casa, pero la verdad es que el pan de molde me gusta mucho más, porque aguanta mucho más tiempo fresco sin estropearse y está delicioso si lo tuestas para hacer sandwiches o tostadas. Además, para preparar sandwiches fríos se presta mucho mejor que el pan de molde comprado.
Se puede preparar con harina integral, que es muchísimo más rica en nutrientes que la harina refinada, y se le pueden añadir frutos secos troceados o pasas, a vuestro gusto, enharinados para que no se hundan y utilizando el giro a la izquierda (si usamos la Thermomix) a la hora de amasar.
Esta receta me la dio mi madre, que se la apuntó de la tele, de dos monjas muy simpáticas que salen en el Canal Cocina. Ella la hace muy a menudo, y, como no, le sale mucho mejor que a mí.
Y con su permiso yo os la dejo (más o menos a mi manera y con ayuda de la Thermomix, claro) porque me parece la mejor de las que he probado: es muy fácil y rápida (como a mí me gusta), y el resultado es perfecto, tanto de sabor como de aspecto y textura; el pan de molde es muy tierno y esponjoso, no se deshace ni rompe con facilidad y dura más de una semana fuera de la nevera cubierto con un paño.

INGREDIENTES

50GR LECHE
300GR AGUA
500GR HARINA
1 CUCHARADA MIEL
1 PIZCA SAL
20GR LEVADURA PANADERÍA

PREPARACIÓN

Poner los líquidos y la levadura en el vaso y programar 37º  3' Vel 2 .
Aceitar y enharinar un molde, preferentemente alargado y rígido, como los de plum cake.
Añadir la harina y la sal y amasar 1'.
Retirar con las manos impregnadas de aceite y darle forma alargada con las manos.
Colocar en el molde, cubierta con un paño y dejar que repose hasta que doble su tamaño, a ser posible en una zona más bien caliente (yo suelo dejarla sobre la placa, ya que el calor del horno precalentando o cociendo otras cosas hace que la masa se infle muy rápido).
Precalentamos el horno e introducimos un tazón mediado de agua para que el calor del horno no sea tan seco y se parezca más al de las panaderías, dejando el pan en su punto. Da igual si va arriba o abajo, si es un tazón o un cazo, la cuestión es 'humedecer' el ambiente para que el pan no se reseque.
Introducimos en el horno a 200º y dejamos que cueza comprobando con un cuchillo hasta que salga limpio. El  tiempo de cocción es muy relativo. A mí suele tardarme entre 20 y 25 minutos, pero depende de la temperatura REAL del horno: si lleva rato encendido, si lo abrimos mucho o poco, si ponemos el molde arriba, abajo... Por eso yo compruebo el aspecto a los 15 y a los 20 minutos, y estoy pendiente (bendito temporizador del horno) hasta que está listo.
Buen provecho.

Entradas populares