Tarta Charlotte de Piña


Para mí esta es la tarta ideal para el verano, es fresquita, rápida,  muy rica y suave.

Mi madre la prepara con bizcochos de soletilla, aunque es más estable con el bizcocho genovés.
Siempre que la hace no quedan ni las migas, y a nosotros nos encanta, sobre todo bien fría de la nevera.

Como estamos en fiestas y somos muchos, la preparé a última hora, y como con este calor no apetecía mucho encender el horno, utilicé dos planchas de bizcocho del comprado.
Fue batir, montar y decorar.
Ya sé que los bizcochos comprados no son lo mismo que el bizcocho caserito con el que hago normalmente este tipo de tartas, pero esta está tan buena que no se nota la diferencia.
De hecho, pocas tartas he visto desaparecer tan rápido como esta: le encantó hasta a los que no les gustaba la piña, vamos, más que un éxito.


INGREDIENTES

500 GR NATA
2 PLANCHAS DE BIZCOCHO COMPRADO (O UN BIZCOCHO GENOVÉS CASERO).
1 LATA DE PIÑA PEQUEÑA (UNOS 560 GRS )
50 GR AZÚCAR

PREPARACIÓN

Montamos la nata con el azúcar (bien fría, con una cucharada de queso fresco tipo philadelphia y con las varillas, o la thermomix con la mariposa).

Escurrimos el zumo o almíbar de la piña y  la batimos, en la misma lata, con la batidora. Reservamos
Colocamos una plancha de bizcocho sobre la fuente en la que vamos a servir la tarta y extendemos por encima la piña.

Cubrimos con un poco de nata, tapamos con la otra plancha de bizcocho y emborrachamos con el zumo o el almíbar de la piña (más fresquita en su jugo).

Adornamos con el resto de la nata y conservamos en la nevera hasta el momento de servirla.

Entradas populares