Roscón de Pascua

 


Es tradicional en Galicia que padrinos y madrinas regalen este Roscón de Pascua el Domingo de Resurrección a sus ahijados.

Es un regalo que se hace con cariño y se recibe con gusto y agradecimiento, puesto que este dulce suele hacerse aún de manera tradicional y con ingredientes de casa, aunque hay muchos hornos que siguen vendiendo auténticas delicias.

Es uno de los dulces más agradecidos para mojar en leche (delicioso para mojar en chocolate a la taza), por lo que en mi casa desaparece durante los desayunos. Y también está buenísimo relleno de nata, crema, trufa o (mi preferido) cabello de ángel.

Cada año los preparo para mis ahijados, Andrés y André, y también para dejar uno en casa. 
A mí me encanta, y no sólo es muy fácil de hacer, sino que además es muy barato, cunde muchísimo y tarda mucho en estropearse (si es que os dura). 

De hecho, puede cortarse en rodajas para guardar en bolsitas en el congelador y no hay más que sacarlo un rato antes de consumir.
Os dejo la receta tradicional y la de Thermomix, aún más fácil.

INGREDIENTES


  • 2 HUEVOS
  • 120 GR AZÚCAR
  • 1 LIMÓN
  • 1 NARANJA
  • 130 G LECHE
  • 70 GR MANTECA DE VACA O MANTEQUILLA 
  • 30 GR LEVADURA PRENSADA FRESCA DE PANADERÍA
  • ESENCIA DE ANÍS (4 o 5 gotas)
  • 550 GR HARINA FUERZA (DE PANADERÍA)
  • 1 PIZCA DE SAL
  • 1 HUEVO BATIDO
  • AZÚCAR PARA ADORNAR
  • FRUTAS ESCARCHADAS, GUINDAS, ALMENDRAS FILETEADAS...

PREPARACIÓN TRADICIONAL

  1. Rallamos la piel de medio limón y la de un tercio de la naranja en un bol grande y le agregamos el azúcar (podemos pulverizarlo antes en la picadora de nuestra batidora). Mezclamos con una cuchara.
  2. Agregamos la leche y la manteca a temperatura ambiente y mezclamos bien con la cuchara, agregamos la levadura disuelta en un poco de agua y las gotitas de anís (con cuatro o cinco gotitas de esencia es más que suficiente, si nos pasamos el roscón no sabrá a roscón) y mezclamos bien.
  3. Agregamos la harina y amasamos bien, ayudándonos con la cuchara al principio y amasando con las manos hasta que la masa no se pegue al recipiente. Rectificamos si fuese necesario, añadiéndole más harina si está pegajosa o un poco de leche si está demasiado seca.
  4. Dejamos reposar la masa, tapada en el bol en un lugar calentito y sin corrientes, hasta que doble su tamaño.
  5. Mientras, en un tazón, ponemos tres o cuatro cucharadas de azúcar con unas gotas de agua, mezclamos con los dedos y reservamos.
  6. Retiramos la masa del bol y amasamos de nuevo un poco, dándole forma de bola.
  7. Ponemos la masa sobre papel sulfurizado en una bandeja de horno y le hacemos un agujero en el medio. Agrandamos el agujero con las manos y pintamos con el huevo batido. 
  8. Cubrimos con el azúcar y las frutas, guindas o almendras y dejamos reposar, tapado y sin corrientes hasta que vuelva a doblar su tamaño.

PREPARACIÓN EN THERMOMIX

  1. Lavamos la naranja y el limón y rallamos la mitad de la piel evitando la parte blanca de la corteza, que es demasiado amarga. Reservamos.
  2. Agregamos el azúcar al vaso y pulverizamos 10" Velocidad progresiva 5 a 10.
  3. Bajamos con la espátula los restos de las paredes y agregamos la ralladura de limón y naranja, la leche y la manteca o mantequilla. Programamos 1 minuto, 37º,velocidad 4.
  4. Agregamos los huevos, la levadura, la esencia de anís y programamos 20 segundos velocidad 3.
  5. Agregamos la harina y la sal, mezclamos 30 segundos a velocidad 6 y programamos 3 minutos a velocidad espiga. 
  6. Comprobamos que la masa tiene forma de bola y que no se pega al vaso (de no ser así, agregamos harina y continuamos amasando), tapamos y dejamos reposar hasta que la masa salga por el bocal.
  7. Mientras, en un tazón, ponemos tres o cuatro cucharadas de azúcar con unas gotas de agua, y mezclamos con los dedos.
  8. Bajamos la masa con la espátula y volvemos a amasar otro minuto.
  9. Ponemos sobre papel sulfurizado en una bandeja de horno y le hacemos un agujero en el medio. Agrandamos el agujero de la masa con las manos y pintamos con el huevo batido.
  10. Cubrimos con el azúcar y las frutas, guindas o almendras y dejamos reposar, tapado y sin corrientes hasta que vuelva a doblar su tamaño.

CONSEJOS PARA LEVEDAR Y HORNEAR

  • Los tiempos de levedado no pueden calcularse con exactitud, dependerá de muchos factores como la temperatura o la humedad, por lo que es importante no apresurarse y esperar con calma que la masa alcance el tamaño deseado.
  • Si quieres acelerar el proceso, puedes precalentar el horno a 50º con un tazón de agua dentro, apagarlo y poner la masa dentro.
  • Si la masa se os pasa de levedado porque la dejáis demasiado tiempo, tendréis que volver a amasar, agregándole harina poco a poco hasta que notes que vuelve a estar elástica. Si agregas más de 100 gr de harina tendrás también que agregar una parte proporcional del resto de los ingredientes o tu roscón perderá sabor.
  • Cuando precalentamos el horno, a 200º, introducimos un tazón de agua, que mantendremos durante la cocción. 
  • Horneamos a 200º unos 20 minutos y a 180º otros 5 o 10 minutos más, pinchando con una aguja de coser para comprobar la cocción del interior.
  • No abras la puerta del horno hasta que la masa no haya subido del todo, mínimo hasta pasados 15 minutos.
  • Para una cocción óptima recomiendo no utilizar la función del turbo o ventilador en el horno, y salpicar el fondo del horno con unas gotas de agua al meter el roscón en el horno. Cierra la puerta del horno inmediatamente para que no se escape el vapor. Si es necesario, repetimos cuando comprobamos la cocción (a los 15 minutos aproximadamente).
  • Así evitarás que el roscón se seque demasiado durante la cocción y conseguirás los resultados de un horno de panadería.

Entradas populares