Ensalada de Arroz con Salsa Mahonesa casera

Cuando aún era una niña mi abuela aprendió a hacer esta ensalada de mi tía Babette, quien nos visitó un verano con su familia.

Desde entonces siempre que íbamos a la playa mi tía y mi abuela preparaban un enorme bol de esta ensalada de arroz y nos la comíamos con filetes empanados y bebíamos Xiada Naranja en vasos de plástico...

También recuerdo que la fama de buena cocinera que tenía mi abuela era bien merecida, pues bordaba las recetas más tradicionales, pero le encantaba probar cosas nuevas y ahí se superaba aún más.

Tenía una mano que daba sabor a todo lo que tocaba, y, desde la tortilla de queso hasta la Bechamel o la Mahonesa, sus sabores serán siempre irrepetibles.

Anoche nos sobró un poco de arroz cocido en blanco y quise recordar estos sabores de mi infancia.
Y estaba requetebuena. Tanto que nos supo a poco. Repetiremos muy pronto.

INGREDIENTES

PARA LA ENSALADA

200 G ARROZ BOMBA
1 DIENTE DE AJO
ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA
2 HUEVOS
2 LATAS DE ATÚN EN ACEITE DE OLIVA
1 LATA DE GUISANTES
1 LATA PEQUEÑA DE PIMIENTO MORRÓN
1 BOLSA DE ACEITUNAS SIN HUESO

PARA LA SALSA MAHONESA (O MAYONESA)

225 ML ACEITE GIRASOL
1 HUEVO (QUE NO ESTÉ FRÍO)
1 CHORRO DE VINAGRE
1 PIZCA DE SAL

PREPARACIÓN:

Ponemos un chorrito de aceite en una tartera y sofreímos un poco el ajo, con piel y tras haberlo golpeado para que se rompa. Agregamos el arroz y lo rehogamos bien con el aceite.
Agregamos agua fría. La medida es una falange del meñique por encima del arroz.
Cocemos a fuego medio hasta que se evapore el agua.
Tapamos y dejamos que cueza 7 minutos a fuego mínimo.
Retiramos a un bol y dejamos que enfríe.

Hervimos los huevos 13 minutos. Los retiramos y los enfriamos para pelarlos.

Picamos y agregamos los huevos, picamos las aceitunas en rodajas, deshacemos el atún, cortamos el pimiento en cuadraditos y lo agregamos junto con los guisantes escurridos.
Mezclamos bien y disponemos en una fuente.

Para preparar la Salsa Mahonesa ponemos el aceite en el vaso medidor de la batidora.

Agregamos el huevo, que habremos sacado de la nevera con anterioridad para que no esté frío.
Agregamos el resto de los ingredientes y ponemos la batidora sobre el huevo en el fondo del vaso.
Para evitar que se corte la mahonesa sólo hay que dejar que el huevo se vaya mezclando con el aceite muy poco a poco, por lo que yo dejo la batidora en funcionamiento sobre la yema del huevo hasta que el aceite ha desaparecido casi completamente. La salsa se ve espesa y brillante y ya podemos mover la batidora para agregar los posibles restos de aceite.



Para servir, acompañamos de la Salsa Mahonesa y también de un aliño de aceite, vinagre y algo de sal.

Entradas populares