Tarta de Mousse de Yogur con Mermelada de Moras

Esta tarta es una de las más frescas y ligeras que conozco. Se parece a la tarta de queso, pero el sabor del yogur la hace mucho más fresca y ligera.



El toque cítrico de la mermelada le da mucha más fuerza al sabor a yogur, y esta mermelada de moras casera que hemos utilizado le da un toque mucho más sabroso, aunque también podemos utilizar cualquier otra mermelada y estará deliciosa igualmente. 




INGREDIENTES

PARA LA BASE:
30 GALLETAS
60 G MANTEQUILLA

PARA LA MOUSSE DE YOGUR:

250 G NATA PARA MONTAR
4 CUCHARADAS DE AZÚCAR
4 CLARAS DE HUEVO
100 G DE AZÚCAR
1 PELLIZCO SAL
4 GOTAS DE ZUMO DE LIMÓN
400 G YOGUR NATURAL

PARA LA COBERTURA:

MERMELADA DE MORAS
6 G GELATINA EN HOJAS
AGUA

PREPARACIÓN

Agregamos las galletas al vaso y programamos 1 minuto, 37 º velocidad 6. Paramos a los 30 segundos y agregamos la mantequilla, bajando la velocidad a 4 y 1/2.

Volcamos sobre el desmoldable y compactamos. Reservamos en la nevera.

Montamos la nata a mano, con las varillas de la batidora o en la Thermomix. 
Como siempre, todo bien frío: la nata, el lugar donde montemos y el vaso. 
Agregamos la nata y el azúcar y batimos con las varillas (o la mariposa a velocidad 3 y 1/2) con cuidado de no pasarnos para no convertirla en mantequilla dulce.
Reservamos en la nevera.

Lavamos el vaso y ponemos la mariposa en las cuchillas.
Agregamos todos los ingredientes del merengue y programamos 4 minutos a 50º y velocidad 3 1/2.
Volvemos a programar el mismo tiempo y la misma velocidad, pero ahora sin temperatura.
Reservamos.

Mezclamos los yogures y la nata con una espátula y con movimientos envolventes. 

Cuando estén bien mezclados, le agregamos el merengue y volvemosa envolver con la espátula aireando bien la mezcla.

Vertemos con cuidado sobre la base de galletas y reservamos en la nevera una hora más o menos.

Ponemos a remojo la gelatina siguiendo las instrucciones del paquete. Aunque estemos acostumbrados a leer tantas o cuantas hojas de gelatina entre los ingredientes de muchas recetas, la gelatina no se mide en hojas sino en gramos, puesto que las hojas de cada fabricante tienen un peso diferente: una hoja de gelatina de una marca puede pesar el doble que la de otra marca. En la parte posterior de la bolsa se nos indica la cantidad de gelatina necesaria para preparar una cantidad determinada, y sólo tenemos que calcular cuánto necesitaremos para cada receta. 
En este caso, para un molde desmoldable de 28 cm, yo utilizo un total de 300 ml de líquido, y añado 6 g de gelatina. 

Ponemos un vaso de agua en el microondas y llevamos a abullición. Mientras, ponemos en un vaso medidor la mermelada (la cantidad dependerá de nuestro gusto, pero yo suelo usar más o menos medio bote). Agregamos la gelatina escurrida al agua caliente y mezclamos bien. La agregamos al vaso medidor. Completamos con agua caliente o mermelada hasta llegar a los 300 ml y batimos a velocidad baja para que la gelatina no espume.
Vertemos sobre una cuchara de madera sobre la mousse para no agujerearla. Dejamos enfriar y reservamos en la nevera.
Desmoldamos con cuidado y servimos bien fría.





Entradas populares