Magdalenas de Queso de Cabra y Mermelada de Pimientos de Arnoia

Tengo que agradecer esta maravilla de receta a Bea, la seguidora del blog que ya me había pasado la receta de mermelada de pimiento con la que preparé la mermelada de pimientos de Arnoia, que es uno de los principales ingredientes de estas magdalenas.

Tenía muchas ganas de hacerlas, sobre todo porque la combinación de los ingredientes es muy apetitosa, pero también porque tenía muchas ganas de darle utilidad a la mermelada, que está deliciosa.

El resultado es que no tengo palabras para describir estas magdalenas, no sólo están buenas, es que están buenísimas, deliciosas. El sabor de la mermelada da el contraste justo para el queso de cabra, y la magdalena, con el queso, es la parte esponjosa que envuelve cada bocado.

Nos hemos enamorado de estas magdalenas. Definitivamente.


También quiero aprovechar para dedicarle esta receta a Ester, del blog La Meva Primera Cuina, a quien le encanta el queso de cabra. Espero que se anime a prepararla y que le guste tanto como a nosotros.

INGREDIENTES

1 HUEVO
145 GR DE QUESO RALLADO (Yo he usado curado, holandés y cuatro quesos a partes iguales)
100 GR ACEITE DE GIRASOL
240 GR DE HARINA
240 GR DE LECHE
1 RULO PEQUEÑO DE QUESO DE CABRA
1 SOBRE DE LEVADURA QUÍMICA
MERMELADA DE PIMIENTO
SAL
SAL MALDON PARA ADORNAR

PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 200º.

Batimos el huevo y le añadimos la leche, el aceite, el queso rallado y la sal.

Tamizamos la harina con la levadura química y la agregamos mezclando bien.

Ponemos una bolsa de plástico limpia en un vaso medidor alto y dejamos los bordes por fuera y hacia abajo (así evitamos mancharnos y manchar todo).
Ponemos la masa en la bolsa a cucharadas, le sacamos el aire y la cerramos con un nudo.

Preparamos los moldes. Yo he puesto moldes de papel dentro de los moldes de silicona, para evitar que la masa se desparrame, y he retirado el molde de silicona antes de servir.

Cortamos una esquinita de la bolsa de plástico para utilizarla a modo de manga pastelera.

Llenamos los moldes hasta un poquito menos de la mitad y le ponemos una buena rodaja de queso de cabra y una cucharadita de café de mermelada de pimiento.

Yo he utilizado mermelada de pimientos de Arnoia, que está deliciosa, pero la mermelada que utiliza Bea es de pimiento rojo (esta la voy a hacer pronto, que tiene muy buena pinta). Se hace igual que la de pimiento verde.
Rellenamos los moldes cubriendo con un poco más de masa y espolvoreamos con un poco de sal Maldon por encima.
Como no teníamos sal Maldon en casa le hemos puesto unas semillas de sésamo y girasol crudas que, al tostarse, le han quedado de maravilla.

Horneamos unos 20 minutos a 200º.





Entradas populares