Tarta de Queso con Cobertura de Fresa

Vivo rodeada de amantes de la comida a los que les encanta cocinar, y, muy a menudo aprovecho para preparar algo de postre porque ahí suelo tener menos competencia.
Después de una comida abundante, algo que ocurre muy frecuentemente, suele quedar poco hueco para el postre, y este tipo de tartas semifrías se hacen mucho más apetecibles, además de muy frescas y suaves.
Por eso esta tarta de queso es un clásico en casa, y, aunque probado muchas recetas, esta receta de mousse de queso es irresistible, así que, si tengo un rato, la hago sin más motivo que la de disfrutarla.
A veces la hago con mermelada de piña, y también está deliciosa, pero supongo que con cualquier otra también estará muy buena.


INGREDIENTES

PARA LA BASE:
30 GALLETAS
60 G MANTEQUILLA



PARA LA MOUSSE DE QUESO:

250 G NATA PARA MONTAR
4 CUCHARADAS DE AZÚCAR
4 CLARAS DE HUEVO
100 G DE AZÚCAR
1 PELLIZCO SAL
4 GOTAS DE ZUMO DE LIMÓN
200 G YOGUR NATURAL
200 G DE QUESO DE UNTAR TIPO PHILADELPHIA

PARA LA COBERTURA:

MERMELADA DE FRESAS
6 G GELATINA EN HOJAS
AGUA

PREPARACIÓN

Agregamos las galletas al vaso y programamos 1 minuto, 37 º velocidad 6. Paramos a los 30 segundos y agregamos la mantequilla, bajando la velocidad a 4 y 1/2.
Volcamos sobre el desmoldable y compactamos. Reservamos en la nevera.


Montamos la nata a mano, con las varillas de la batidora o en la Thermomix. 
Como siempre, todo bien frío: la nata, el lugar donde montemos y el vaso. 
Agregamos la nata y el azúcar y batimos con las varillas (o la mariposa a velocidad 3 y 1/2) con cuidado de no pasarnos para no convertirla en mantequilla dulce.
Reservamos en la nevera.


Lavamos el vaso y ponemos la mariposa en las cuchillas.
Agregamos todos los ingredientes del merengue y programamos 4 minutos a 50º y velocidad 3 1/2.
Volvemos a programar el mismo tiempo y la misma velocidad, pero ahora sin temperatura.
Reservamos.


Mezclamos el queso de untar, el yogur y la nata con una espátula y con movimientos envolventes. 
Cuando estén bien mezclados, le agregamos el merengue y volvemosa envolver con la espátula aireando bien la mezcla.


Ponemos a remojo la gelatina siguiendo las instrucciones del paquete.
Ponemos un vaso de agua en el microondas y llevamos a abullición. Mientras, ponemos en un vaso medidor la mermelada, como medio bote.
Agregamos la gelatina escurrida al agua caliente y mezclamos bien. La agregamos al vaso medidor. Completamos con agua caliente hasta llegar a los 300 ml y batimos a velocidad baja para que la gelatina no espume.
Vertemos sobre una cuchara de madera sobre la mousse para no agujerearla. Dejamos enfriar y reservamos en la nevera.
Desmoldamos con cuidado y servimos bien fría.

Entradas populares