Berlinesas o Bombolinis

Esta es una de las primeras recetas que preparé con mi thermomix. Solía llevarlas al trabajo y compartirlas con mis compañeras.

Quizás por ello le tengo un cariño especial a estas berlinesas o bombolinis.

Aún así hacia mucho tiempo que no las preparaba. Son como los donuts pero mucho más ricos, porque son caseros, y redondos, sin agujero.
También son muy fáciles de hacer, y, aunque salen muchos, se consumen muy rápido, son un vicio.

INGREDIENTES


250 GR LECHE
30 GR LEVADURA DE PANADERÍA
75 GR AZÚCAR
75 GR MANTEQUILLA
2 HUEVOS
500 GR HARINA
1 PIZCA SAL

PREPARACIÓN

Ponemos la leche en el vaso y programamos 1 minuto a 37º Velocidad 1.
Agregamos la levadura y batimos 20 segundos a velocidad 2.
Agregamos el azúcar, la mantequilla y los huevos. Batimos 20 segundos a velocidad 2.
Tamizamos la harina en el vaso y agregamos la sal. Amasamos 2 minutos a velocidad espiga.

Retiramos del vaso sobre una superficie enharinada y terminamos de amasar haciendo un bollo en las manos (como el del pan o la empanada), esto se hace cogiendo la masa de los laterales con suavidad para estirarla introduciéndola en la base de la bola, como si quisiésemos dejar la bola lisa. En todo caso, una bola servirá. 

Dejamos que repose tapada con un paño en una zona enharinada libre de corrientes hasta que doble su tamaño. Suele tardar entre media y una hora, pero esto varía mucho de un día para otro.

Con ayuda del rodillo estiramos la masa hasta que quede aproximadamente de unos 2 cm de grosor, y con la tapa del bocal cortamos bolas y las reservamos sobre la superficie enharinada, un poco separadas entre sí y tapadas, hasta que doblen su tamaño. 

Para aprovechar bien la masa volvemos a juntar los restos y aplanamos con el rodillo, volvemos a cortar y otra vez a aprovechar hasta que nos quede sólo una bolita, aplanamos y cortamos, y reservamos otra vez para que vuelvan a doblar el volumen, más o menos otra media o una hora.

Ponemos una sartén con aceite de girasol abundante a calentar no demasiado fuerte, y, cuando esté bien caliente, vamos friendo por ambos lados hasta que las berlinesas queden bien doraditas.

Pasamos por azúcar o espolvoreamos con azúcar glass antes de que se enfríen.

Podemos rellenarlas de crema, nata, trufa, dulce de leche... Pero así están deliciosas, y yo sólo las relleno si van a pasar de un día, pues esta masa suele estar mucho más rica recién hecha, y el relleno las mantiene deliciosas más tiempo. 
  

Entradas populares