Tortas de aceite


Las tortas de aceite son una de los dulces que más me gustan para desayunar. 

Cuando era pequeña las traíamos de Castilleja de La Cuesta, concretamente de la Fábrica de Andrés Gabiño. 

Recuerdo que todo el pueblo olía a matalaúva y ajonjolí, o lo que es lo mismo, a anís verde y sésamo, y ese olor inundaba el coche durante el viaje y nuestra casa al llegar, pero sólo durante unos días, porque las tortas, aunque comprábamos un montón de ellas, duraban muy pero que muy poco.

Siguiendo con el ciclo de recetas para morriñosos y morriñentos, que, al cabo, es lo mismo, se me ha ocurrido probar a hacerlas en casa. 

Como siempre, son muy fáciles de hacer, y la verdad es que están buenísimas, calentitas y con el sabor de las cosas caseras.

Tanto las más tostadas como las que sólo estaban doraditas, duraron tan poco que no pude ni siquiera hacer un reparto en condiciones, así que me temo que volveré a hacerlas en breve.

Ingredientes

100 gr Aceite de Oliva Virgen Extra
La piel de un limón
1 puñado de anís en grano
1 puñado de sésamo
360 gr de Harina
20 gr de levadura
140 gr de agua
40 gr de vino dulce
30 g azúcar
1 pellizco de sal
Azúcar para espolvorear por encima

Preparación

En una sartén freímos la piel del limón (sin la parte blanca). 

Cuando empiece a dorarse agregamos el anís y apagamos el fuego. Dejamos que se enfríe y retiramos la piel del limón.

Agregamos todos los ingredientes al vaso de la Thermomix y programamos 5 minutos, vaso cerrado, velocidad Espiga. Dejamos reposar en el vaso hasta que doble su volumen, aproximadamente entre media y una hora.

Si no tienes Thermomix, puedes poner la harina en forma de volcán sobre la encimera bien limpia y agregar el resto de los ingredientes para amasarlos a mano. 

La masa estará lista cuando ya no se pegue a la encimera, para lo que puedes agregar un poco más de harina si ves que se pega. 

Verás que forma una bola y que si presionas con el dedo, la masa vuelve a su sitio en segundos.

Una vez haya reposado la masa libre de corrientes es el momento de formar las tortas de aceite. 


Forma una bola del tamaño de un bombón, aplástala con la mano y estírala con el rodillo hasta que quede bien finita. Ponla sobre papel sulfurizado en la bandeja del horno y espolvorea el azúcar por encima.

Hornea cada tanda entre 4 y 6 minutos, mientras sigues estirando el resto de la masa. Cada horno es diferente, pero yo pongo el mío a 220º con calor arriba, y las bandejas en la parte superior.

Consérvalas en una lata y aguantarán frescas durante más tiempo.



Entradas populares