Tarta de galleta y chocolate negro

Mira que me gusta el chocolate!! Y no debo ser la única, porque cada vez que pregunto me piden tartas de chocolate que sean fáciles, baratas y rápidas de hacer.

La verdad es que hace tiempo que vengo buscando una tarta de chocolate de esas que tanto me gustan, perfecta para adictos al chocolate: cremosa y crujiente a la vez, una tarta donde el sabor del chocolate predomine sobre el resto de los ingredientes.

Para los amantes del chocolate blanco, la Tarta de chocolate blanco y dulce de leche es deliciosa.
Para quien le guste más el chocolate con leche, la  Tarta de chocolate con avellanas es perfecta, pero hay que tener tiempo y ganas de cocinar, porque lleva su tiempo.

Mi asignatura pendiente era el chocolate negro, mi preferido, y os aseguro que con esta tarta su sabor no se pierde entre el resto de los ingredientes. 

Lo mejor es que se hace en un momento, sobre todo si tienes Thermomix. Su único inconveniente, que hay que prepararla con un mínimo de 8 horas de antelación.

Os dejo aquí las dos recetas, la tradicional y la de Thermomix, para que os deis el gusto de probar la que es, para mí, la mejor tarta de chocolate negro que he probado hasta ahora.

Ingredientes

·        170 gr de Galletas (yo pongo la mitad tipo María y el resto tipo Digestive)
·         60 gr de mantequilla
·         300 gr de chocolate negro
·         400 ml de Nata (2 bricks pequeños)
·         100 gr de chocolate blanco


Preparación tradicional

Prepara un molde desmoldable con un poco de papel de horno en el fondo. Así te será más fácil desmoldar la tarta.

Tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente. Compacta esta mezcla en el molde con ayuda de una cuchara y resérvalo en la nevera.

Pon la nata y el chocolate troceado en un cazo a fuego suave, y remueve con una cuchara de madera hasta que el chocolate se haya fundido completamente. 

Retíralo del fuego y agrégale la mantequilla, removiendo continuamente para que se funda con el calor residual.

Preparación con Thermomix

Para hacer la base, pon las galletas en el vaso con la mantequilla y programa 1 minuto, 50° Velocidad 5.
Añade la mantequilla y mézclalas bien 10 segundos.

Vuelca sobre el molde y compacta con el dorso de la cuchara. Resérvalo en la nevera.

Sin lavar el vaso, agrega la nata y el chocolate troceado. Programa 5 minutos, 90º, velocidad 3 a 5.
Vuélcalo sobre una cuchara (para que el relleno no agujeree la base) encima de la tarta. Déjala enfriar y ponla en la nevera unas 8 horas para que adquiera consistencia.

Preparación de la cobertura

Pon el chocolate blanco en un tazón con la mantequilla y fúndelos al baño maría con mucho cuidado de que la temperatura no suba demasiado rápido, que el chocolate blanco es muy delicado y se quema muy rápido.

Cuando este bien líquido ponlo rápido en una manga y adorna la tarta a tu gusto. Lo más sencillo es hacer una especie de espiral desde el centro hacia el exterior del molde y marca líneas rectas con un palillo, desde el exterior hasta el centro.

Pon la tarta en la nevera unos minutos antes de desmoldarla, y sírvela bien fría, a ser posible con una copita de moscatel.


Entradas populares