Soldaditos de Pavía



Hace tanto tiempo ya que no viajamos al Sur que a menudo nos da por hacer algún homenaje que otro a esos platos tan difíciles de encontrar por estos lares.
Y es que parece mentira que no se hayan extendido costumbres tan gloriosas como el Cazón en Adobo, las Espinacas con Garbanzos, el Salmorejo o los Pavías de bacalao, por nombrar algunos de los platos que más cocinamos en casa.

En Sevilla, mi padre siempre nos llevaba a comer Pavías a un bar del centro que sigue, 30 años después exactamente igual que el primer día. Así que, cuando vamos, es obligatorio hacer la visita de rigor y recordar la historia de los Soldaditos de Pavía que siempre nos contaba mi abuelo, y sobre la que, como siempre, hay muchas contradicciones.

La historia que contaba mi abuelo era, más o menos, que, a la llegada del General Pavía a Sevilla, parece ser que los soldados venían 'esmayaos' de hambre y no tenían mucho apaño.
Al cocinero de turno, cuyo nombre no ha pasado, desgraciadamente, a la historia, se le ocurrió aumentar las provisiones de bacalao seco, aceite y harina remojando y rebozando, y dio de comer a la tropa.
Y así nacieron los Soldaditos de Pavía, una receta muy apañada, rápida y fácil que alimenta a un regimiento.
Yo la he preparado con thermomix, más fácil, pero también se puede hacer a mano, sin necesidad de comprar harina de tempura.

INGREDIENTES

750 GR BACALAO EN TROZOS Y SIN ESPINAS
ACEITE DE OLIVA VIRGEN

130 GR AGUA MUY FRÍA
50 GR HIELO (2 CUBITOS)
1 YEMA DE HUEVO
5 GR SAL
5 GR AZÚCAR
150 GR HARINA DE TRIGO
1/2 CUCHARADITA LEVADURA QUÍMICA

PREPARACIÓN

Ponemos el bacalao a desalar con anterioridad (si son tiras finas bastará con 12 horas), lo lavamos, lo costamos en tiras alargadas y lo dejamos escurrir sobre un trapo o papel absorbente.
Calentamos una sartén con abundante aceite de oliva virgen (para que esté en su punto nada más terminar con la tempura).

Ponemos el agua y el hielo en el vaso y trituramos 10 segundos a velocidad 5, comprobamos que el hielo se haya disuelto y añadimos la yema.
Trituramos otros 5 segundos a velocidad 5 y añadimos el resto de los ingredientes, volvemos a batir todo 10 segundos a velocidad 6 y la masa ya está lista para usar inmediatamente, así que comprobamos que el aceite está bien caliente y bañamos las tiras en la tempura para introducirlas en el aceite hasta que queden bien doraditas.

Entradas populares