Translate

Besitos de coco



Estos besitos de coco son unos de mis dulces preferidos, y también una de las primeras recetas de repostería que preparé.

Crujientes por fuera y blanditos por dentro,se conservan perfectamente durante varios días. Se hacen en un momento y, lo mejor, están tan buenos que te los comes casi sin darte cuenta.

Ingredientes


  • 150 gr de coco
  • 55 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 70 gr harina
  • 140 gr azúcar
  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal
  • La ralladura de medio limón
  • 1 pizca de azúcar avainillado

Preparación


  • Precalentamos el horno a 180º
  • Mezclamos el azúcar, la mantequilla, el azúcar avainillado, el coco y la ralladura de limón en un bol.
  • Agregamos los huevos y mezclamos bien.
  • Agregamos la harina y la pizca de sal. Mezclamos bien.
  • Engrasamos o cubrimos con papel sulfurizado la bandeja de horno.
  • Ponemos la masa en una manga pastelera con boquilla estrellada, la más ancha que tengáis.
  • Disponemos sobre el papel, en pequeñas porciones, separadas para que no se peguen
  • Si no queremos usar manga, con dos cucharillas ponemos la masa, mojamos un tenedor en agua y marcamos los lados de los besitos, desde abajo hacia arriba.
  • Horneamos entre 10 y 15 minutos, hasta que estén bien doraditos.

Magdalenas de nueces con pedacitos de chocolate



Nos encantan las magdalenas, porque están buenísimas y porque prepararlas es mucho más divertido ahora que tengo un pequeño ayudante en la cocina. Además, son geniales para mandárselas de merienda al cole y que pueda compartirlas con sus compañeros.

Empezamos con unas magdalenas sencillitas, y como le gustaron tanto, hemos probado a añadir a esta receta algunos ingredientes extra que las hiciesen aún más atractivas y sabrosas.

Las magdalenas de frutos rojos fueron nuestro primer experimento, y estas de chocolate con nueces están tan buenas que ya son nuestras preferidas.


Ingredientes 


  • 100 gr de chocolate 
  • 160 gr de mantequilla blandita 
  • 160 gr de azúcar 
  • 4 huevos 
  • 160 gr de harina 
  • 1 sobre de Royal
  • 100 gr de nueces 
  • 1 puñado de semillas de amapola

Preparación tradicional


  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Troceamos las nueces y el chocolate con un cuchillo sobre una tabla en trozos irregulares. Reservamos.
  • Mezclamos los huevos con la mantequilla blandita y el azúcar con ayuda de las varillas. Agregamos la sal.
  • Mezclamos la harina con la levadura y la tamizamos sobre la mezcla anterior.
  • Con ayuda de una espátula envolvemos suavemente. 
  • Agregamos las nueces y el chocolate troceados. Mezclamos.
  • Ponemos la masa en los moldes de papel en un molde para magdalenas.
  • Espolvoreamos por encima un poco de azúcar y unas semillas de amapola.
  • Horneamos entre 15 y 20 minutos, hasta que estén bien doraditas, con cuidado de no abrir el horno hasta que hayan subido del todo (comprueba con un palillo que estén bien hechas por dentro pero no te dejes engañar por el chocolate, que estará derretido: puede manchar el palillo y engañarte).


Preparación con Thermomix


  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Troceamos las nueces durante 4 segundos a velocidad 3 y medio y las reservamos.
  • Troceamos el chocolate también a velocidad 3 y medio durante 10 o 15 segundos para que queden trozos más grandes pero otros también muy pequeños. Reservamos.
  • Sin lavar, ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos la mantequilla, el azúcar y los huevos al vaso. Programamos 4 minutos velocidad 3 y medio.
  • Añadimos la harina y la levadura y programamos 15 segundos velocidad 3.
  • Añadimos las nueces y los trozos de chocolate. Mezclamos con la espátula.
  • Ponemos la masa en los moldes de papel en un molde para magdalenas.
  • Espolvoreamos por encima un poco de azúcar y unas semillas de amapola.
  • Horneamos entre 15 y 20 minutos, hasta que estén bien doraditas, con cuidado de no abrir el horno hasta que hayan subido del todo (comprueba con un palillo que estén bien hechas por dentro pero no te dejes engañar por el chocolate, que estará derretido: puede manchar el palillo y engañarte).


Canapés de Hojaldre con queso y mermelada de Pimiento




Estos canapés son perfectos para ese momento en que no tienes tiempo pero quieres sorprender a tus invitados con un aperitivo original y muy sabroso.

Además, como yo siempre suelo tener en la nevera un tarro de Mermelada de Pimientos de Arnoia, una plancha de hojaldre y un stick de queso Président, y además se prepara en un momento, es la típica receta que había tardado en publicar aunque la hagamos mucho en casa.

Aprovechando que he sido invitada a un evento de CocinerosPlus, he aprovechado para prepararlos con Rondelé Président, un queso cremoso con nuez que nos ha encantado, y que combina de maravilla con la mermelada de pimiento.


Ingredientes

  • 100 gr de queso Rondelé Président
  • 1 Plancha de Hojaldre rectangular
  • Mermelada de Pimiento (En su defecto, mermelada de tomate o de frutos rojos podría servir, aunque no es lo mismo)
  • 1 Huevo batido
  • 1 Puñado de semillas de sésamo y girasol crudas


Preparación

  • Precalentamos el horno a 200º
  • Cortamos la masa de hojaldre en cuadrados del tamaño de un posavasos, o un poco menos.
  • Ponemos una cucharada de queso Rondelé  sobre el hojaldre.
  • Ponemos una cucharadita de mermelada de pimiento junto al queso Rondelé.
  • Pintamos dos lados de cada rectángulo con huevo batido y los cerramos.
  • Ponemos las empanadillas en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado, y las pintamos con huevo.
  • Espolvoreamos las semillas por encima y horneamos a 180º/200º entre 10 y 15 minutos, hasta que el hojaldre quede bien doradito. Esto, como siempre, depende de cada horno, pero no te descuides o se quemarán.
  • Servir templaditas, que están aún más buenas, aunque frías también son irresistibles.

Pasteles de Nata



Siempre que vamos a Portugal nos hartamos de Pasteles de Nata, unas tartaletas de hojaldre crujiente rellenas de crema que están buenísimos. Y como tenemos muy cerca el país vecino, eso ocurre muy a menudo, así que he decidido prepararlos en casa, para poder tenerlos aún más cerca todavía.

La receta es muy sencilla, y la verdad es que se hacen en un momento, con ingredientes baratitos y muy fáciles de encontrar. Así que aquí os la dejo, para que os animéis a probar estos dulces que a nosotros nos vuelven locos.

Ingredientes


  • 1 plancha de hojaldre rectangular
  • 250 ml de Nata
  • 4 huevos
  • 15 gr de harina 
  • 100 gr de azúcar
  • La ralladura de medio limón

Preparación tradicional


  • Engrasamos un molde metálico de magdalenas.
  • Enroscamos la masa de hojaldre y cortamos 12 lonchas. Las colocamos en horizontal sobre una superficie enharinada y la estiramos hasta que quede un poco más grande que el molde de la tartaleta. 
  • Ponemos la masa sobre el molde y la adaptamos a la forma del molde. Así conseguirás que el hojaldre “abrace” el relleno de los pasteles de esta forma tan característica.
  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Ponemos a calentar el resto de los ingredientes en un cazo a fuego lento, removiendo con las varillas constantemente.
  • Cuando rompe el hervor retiramos del fuego y dejamos entibiar.
  • Con una cuchara rellenamos las tartaletas.
  • Horneamos a 220º unos 15 minutos, en la parte superior del horno hasta que queden bien doraditos.



Preparación con Thermomix

  • Engrasamos un molde metálico de magdalenas.
  • Enroscamos la masa de hojaldre y cortamos 12 lonchas. Las colocamos en horizontal sobre una superficie enharinada y la estiramos hasta que quede un poco más grande que el molde de la tartaleta.
  • Ponemos la masa sobre el molde y la adaptamos a la forma del molde. Así conseguirás que el hojaldre “abrace” el relleno de los pasteles.
  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Agregamos el resto de los ingredientes al vaso y programamos 9 minutos, 90º, velocidad 5
  • Dejamos entibiar y rellenamos las tartaletas.
  • Horneamos a 220º unos 15 minutos, en la parte superior del horno hasta que queden bien doraditos.


Tarta Helada


Hace años que tengo esta receta de Tarta Helada guardada y estaba deseando hacerla. Tenía que haberla hecho mucho antes, y se habría convertido en una de mis recetas de cabecera, perfecta para esos casos en los que los invitados aparecen sin avisar.

Está buenísima, sobre todo si te gusta el sabor de la nata y la leche condensada, y se hace en un momento, con o sin thermomix, sin manchar demasiado y con ingredientes más bien baratos.

Lo mejor, que la metes en el congelador y te olvidas (si es que puedes, claro) hasta que llega esa visita inesperada a la que dejar con la boca abierta.

Ingredientes



  • 200 gr de chocolate fondant.
  • 125 ml de nata líquida para montar.
  • 1 bote de leche condensada
  • 200 gr de galletas
  • 60 gr de mantequilla


Preparación Tradicional



  • Para preparar esta tarta yo suelo reutilizar una fiambrera de helado, y la cubro con papel film para que me resulte más fácil desmoldarla.
  • Trocea la mitad del chocolate y fúndelo al baño maría. Si lo haces en el microondas, hazlo a baja potencia y en tandas de 10 segundos.
  • Para preparar las láminas de chocolate que intercalaremos en la tarta, puedes cubrir el fondo del molde con él y meterlo en el congelador unos minutos, retirarlo en cuanto se solidifique y reservarlo. También puedes hacerlo sobre la parte trasera de una fiambrera que ya esté congelada, cubriéndola con film.
  • Repite la operación con el resto del chocolate y conseguirás dos finas láminas de chocolate.
  • Tritura las galletas con la mantequilla, formando una especie de bolitas. Resérvalas.
  • Monta la nata con las varillas. Una vez firme, agrégale la leche condensada envolviendo con una espátula para que no pierda demasiado aire.
  • Espolvorea la mitad de las galletas sobre la base del molde, cúbrelo con la mitad de la mezcla de nata y leche condensada. Cúbrelo con una de las planchas de chocolate fundido. Si se te rompe, no pasa nada, intenta rellenar los huecos con los trocitos de chocolate sobrante.
  • Vuelve a espolvorear el resto de las galletas, cubre con una capa de nata y leche condensada. Tápalo con la capa de chocolate restante.
  • Ponla en el congelador durante 8 horas antes de servirla.


Preparación con Thermomix


  • Para preparar esta tarta yo suelo reutilizar una fiambrera de helado, y la cubro con papel film para que me resulte más fácil desmoldarla.
  • Trocea la mitad del chocolate y fúndelo al baño maría. Si lo haces en el microondas, hazlo a baja potencia y en tandas de 10 segundos.
  •  Para preparar las láminas de chocolate que intercalaremos en la tarta, puedes cubrir el fondo del molde con él y meterlo en el congelador unos minutos, retirarlo en cuanto se solidifique y reservarlo. También puedes hacerlo sobre la parte trasera de una fiambrera que ya esté congelada, cubriéndola con film.
  • Repite la operación con el resto del chocolate y conseguirás dos finas láminas de chocolate.
  • Pon la mariposa en el vaso, bien frío, y monta la nata, también fría, a velocidad 3 y medio y sin tiempo, hasta que cambie el sonido de la máquina y parando si es necesario para evitar pasarte. Resérvala en un bol en la nevera.
  • Sin lavar el vaso, añade las galletas y la mantequilla, y tritúralo todo al 5 durante medio minuto. Reserva estas bolitas.
  • Agrégale la leche condensada a la nata, envolviendo con una espátula para que no pierda demasiado aire.
  • Espolvorea la mitad de las galletas sobre la base del molde, cúbrelo con la mitad de la mezcla de nata y leche condensada. Cúbrelo con una de las planchas de chocolate fundido. Si se te rompe, no pasa nada, intenta rellenar los huecos con los trocitos de chocolate sobrante.
  • Vuelve a espolvorear el resto de las galletas, cubre con una capa de nata y leche condensada. Tápalo con la capa de chocolate restante.
  • Ponla en el congelador durante 8 horas antes de servirla.

Magdalenas de frutos rojos


Últimamente hacemos magdalenas muy a menudo: a mi hijo le encantan, y son perfectas para que se las lleve al cole de merienda.
Por eso hemos variado un poco los ingredientes, probando nuevas combinaciones de sabores, y estas magdalenas de arándanos rellenas de mermelada de fresa son, sin duda, sus favoritas.
Son muy fáciles de hacer, tanto que lo que más le gusta de hacer magdalenas es que le ponga su mandil y le deje ayudarme a prepararlas.


Ingredientes


  • 120 gr de azúcar
  • 120 gr de harina
  • 4 huevos
  • 1 chupito de vino dulce, ron o licor
  • 1 pizca de sal
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 puñado de arándanos secos
  • Mermelada de fresas o frutos rojos

Preparación tradicional


  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Mezclamos los huevos con el ron y el azúcar con ayuda de las varillas. Agregamos la sal.
  • Mezclamos la harina con la levadura y la tamizamos sobre la mezcla anterior.
  • Con ayuda de una espátula envolvemos suavemente. 
  • Los ponemos en los moldes de papel en un molde para magdalenas.
  • Le agregamos el puñado de arándanos secos y, con una cucharilla, los hundimos un poco en la masa.
  • Ponemos una cucharada de mermelada en el centro del molde y tapamos un poco con la cuchara.
  • Horneamos entre 15 y 20 minutos, hasta que estén bien doraditas, con cuidado de no abrir el horno hasta que hayan subido del todo.


Preparación con Thermomix

  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Ponemos la mariposa y agregamos los huevos, el ron y el azúcar. Programamos 4 minutos, 37º, Velocidad 3 y medio.
  • Terminado el tiempo, volvemos a programar otros 4 minutos a velocidad 3 y medio, esta vez sin temperatura.
  • Agregamos la sal.
  • Mezclamos la harina con la levadura y la tamizamos sobre la mezcla anterior.
  • Mezclamos 10 segundos a velocidad 1.
  • Con ayuda de una espátula envolvemos suavemente. 
  • Ponemos la masa en los moldes de papel en un molde para magdalenas.
  • Le agregamos el puñado de arándanos secos y, con una cucharilla, los hundimos un poco en la masa.
  • Ponemos una cucharada de mermelada en el centro del molde y tapamos un poco con la cuchara.
  • Horneamos entre 15 y 20 minutos, hasta que estén bien doraditas, con cuidado de no abrir el horno hasta que hayan subido del todo.

Flan de queso con galletas








En casa nos gusta mucho el flan, pero si es de queso aún nos gusta mucho más. Hemos probado muchas recetas de flan y pastel de queso, casi siempre en restaurantes, y no todas son iguales: las que más nos suelen gustar son las que son suaves y cremosas, con un ligero sabor a queso que se deshace en la boca.

Hasta ahora nunca había conseguido en casa esa cremosidad y sabor suave en mis recetas. Por eso nos ha gustado tanto este flan de queso, que con las galletas está aún más bueno. Se hace en un momento y no necesita horno: para mí es el flan de queso perfecto.

Ingredientes


  • 450 gr leche entera
  • 3 quesitos
  • 200 gr requesón
  • 1 huevo
  • 150 gr azúcar
  • 1 sobre de cuajada  (15 Gr)
  • Azúcar y limón para el caramelo
  • Unas 12 o 15 galletas


Preparación tradicional



  • Ponemos al fuego una sartén. Cuando esté bien caliente agregamos el azúcar  y dejamos que empiece a fundirse.
  • Agregamos el zumo de limón y el agua, y mezclamos con ayuda de una cuchara de madera.
  • Cuando haya tomado un suave color tostado lo volcamos sobre el molde y bañamos bien el fondo y los laterales.
  • Ponemos en un cazo todos los ingredientes excepto el huevo y las galletas. Lo calentamos a fuego medio, removiéndolo durante unos 10 minutos sin que llegue a hervir.
  • Lo retiramos del fuego y dejamos que temple un poco. Agregamos el huevo batido y removemos continuamente.
  • Vertemos sobre el molde caramelizado. Cubrimos con las galletas.
  • Lo dejamos enfriar y lo ponemos en la nevera hasta que cuaje completamente.
  • Desmoldamos cuando esté frío dándole la vuelta sobre un plato grande y reservamos en la nevera.


Preparación con Thermomix



  • Preparamos el caramelo en una sartén poniéndola a fuego fuerte, Cuando esté bien caliente agregamos el azúcar  y dejamos que empiece a fundirse.
  • Agregamos el zumo de limón y el agua, y mezclamos con ayuda de una cuchara de madera.
  • Cuando haya tomado un suave color tostado lo volcamos sobre el molde y bañamos bien el fondo y los laterales.
  • Ponemos en el vaso todos los ingredientes excepto el huevo y las galletas. Programamos 90º, 9 minutos, velocidad 5.
  • Cuando haya terminado el tiempo lo vertemos sobre el molde caramelizado. Cubrimos con las galletas.
  • Lo dejamos enfriar y lo ponemos en la nevera hasta que cuaje completamente.
  • Desmoldamos cuando esté frío dándole la vuelta sobre un plato grande y reservamos en la nevera.