Paletillas de Cordero a la Provenzal


Qué rico está el cordero y cómo nos gusta en casa.
La verdad es que esta manera de prepararlo es la que más me gusta de todas. Sobre todo porque está tan buena que no es necesario comprar cordero lechal para que esté tierno. Tampoco hace falta manchar 50 cacharros para prepararla, ni usar la sartén ni preparar la provenzal ni nada más que adobar el cordero, acompañar de los vegetales, hornear, espolvorear con pan rallado y gratinar.
Nosotros utilizamos paletilla de cordero recental y la carne se deshace como mantequilla. Además, al agregarle el pan rallado se hace irresistible con ese contraste crujiente tan sabroso.
Es una receta muy fácil y rápida además de limpia, ya que preparamos en el horno la carne y la guarnición. El cordero es un capricho bastante barato, pero con esta receta se convierte en un lujo.

No es un cordero a la provenzal de libro, pero es más fácil y está buenísimo.


INGREDIENTES (Para 4 personas)

2 PALETILLAS DE CORDERO
2 PUERROS
2 CEBOLLAS
4 ZANAHORIAS
2 O 3 AJOS PICADOS
1 PIMIENTO VERDE
1 PIMIENTO ROJO
PEREJIL
1 SOBRE DE AZAFRÁN
1 VASO DEVINO BLANCO
1 VASO DE ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA
PATATAS
SAL
1 TAZÓN DE PAN RALLADO CON AJO Y PEREJIL

PREPARACIÓN

Pelamos los ajos y los lavamos con el perejil.
En un mortero los majamos bien con la sal y le agregamos el azafrán, el aceite y el vino, lo mezclamos todo bien y lo ponemos en un bol amplio.
Agregamos el cordero troceado y lo embadurnamos bien con este adobo. Lo dejamos reposar mientras preparamos la guarnición.

Precalentamos el horno a 200º.

Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en rodajas de un par de centímetros de grosor, si son pequeñitas las dejamos enteras, y, si son medianas las cortamos a la mitad.
Las ponemos en una bandeja de horno amplia.

Pelamos las cebollas y las lavamos, las dividimos en cuatro gajos y las repartimos por la fuente.

Lavamos los puerros y cortamos en trozos de unos 5 o 6 cm y los añadimos a la fuente.

Pelamos y lavamos las zanahorias, y las agregamos a la fuente cortadas en rodajas de un par de centímetros, más o menos.

Por último, lavamos y retiramos las semillas de los pimientos, los cortamos en 8 o 10 tiras cada uno y los ponemos en la fuente.

Colocamos el cordero en la fuente junto con el resto del aliño y horneamos una hora y veinte minutos aproximadamente.

Comprobamos el punto de cocción y espolvoreamos descuidadamente el cordero con pan rallado. Dejamos que se gratine unos 2 o 3 minutos hasta que quede bien doradito y servimos.

Recomiendo acompañarlo de una ensalada, de hecho, yo suelo aderezarla con un aliño de yogur muy fresco y suave que se prepara en un momento: 2 yogures naturales, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen, un chorro abundante de vinagre, un puñadito de sal y un poco de pimienta, mezclamos bien con un tenedor y listo.



Entradas populares